Basico en fotografía inmobiliaria

Es el momento de promocionar la venta de un inmueble, uno de los factores que pueden marcar el rumbo de la negociación son las imágenes del lugar ofertado. Por lo tanto, la fotografía inmobiliaria posee una serie de principios que nos permiten obtener el resultado deseado. A continuación, describiremos todo lo que debes considerar para tener éxito en tu próxima venta. 

Índice de contenidos()

    Cómo hacer una fotografía para tu inmobiliaria 

    No existe un manual único al momento de realizar fotografías inmobiliarias, todo dependerá del estilo, características y personalidad del fotógrafo. A su vez, de las condiciones del inmueble. Ahora bien, al momento de realizar esta fotografía debemos tener en cuenta el objetivo de la misma, el cual no es otro que cautivar a potenciales compradores. 

    Pues bien, si se logra despertar el interés de parte de distintos compradores, sin conocer físicamente el lugar, es una señal de que la fotografía está dando resultado.

    En este sentido, para tener éxito al momento de capturar estas imágenes, debemos considerar los siguientes elementos:

    Equipo Audiovisual

    Las fotografías HD para inmobiliarias son excelentes recursos al momento de presentar imágenes de calidad para los clientes más exigentes. Para ello, debes contar con equipos profesionales. 

    Ahora bien, ¿qué equipos podemos emplear? En este caso, la respuesta va a depender de las preferencias del fotógrafo y del uso que asigne para ellos. Lo ideal es contar con una cámara liviana, con capacidad mínima de 20 megapíxeles.  Especialmente, es indispensable contar con accesorios que aporten estabilidad, es decir, un trípode. Esto puede marcar la diferencia entre una imagen nítida o de baja calidad. Otro accesorio que puedes considerar es la utilización de un flash. 

    Iluminación

    Es un detalle de especial cuidado, pues la intención es resaltar las virtudes propias de una vivienda o local. Por este motivo, se recomienda aprovechar la luz natural del sol. De hecho, los potenciales compradores suelen ponderar este elemento al momento de visualizar el inmueble que desean comprar. 

    Ángulos

    Es importante transmitir naturalidad en la imagen que deseas difundir. En este sentido, la fotografía debe aportar al espectador una impresión realista, tal como si estuviese físicamente en el inmueble. 

    Si quieres brindar una mejor experiencia a tu cliente, es recomendable tomar una fotografía 360°. Se trata de una tendencia en el mercado inmobiliario que permite hacer un recorrido de lugar en todos sus ángulos. Para ello, se necesitan ciertos software o aplicaciones para unir diversas fotografías de la misma ubicación. Incluso, hace posible la interacción a través de giros, acercamientos o alejamientos. En definitiva, se trata de un recurso clave que despierta el interés de cualquier potencial cliente. 

    Cuida los detalles

    Es importante cuidar la presentación del espacio que se vaya a retratar. Especialmente, que se encuentre limpio y ordenado. Recuerda que el objetivo es hacer posible que el cliente se proyecte en la vivienda. Por lo que debe ser un lugar armonioso a la vista. A su vez, no exageres con la decoración y, de ser posible, saca cualquier tipo de pertenencias. Esto ayudará a que el usuario imagine cómo sería vivir en ese espacio según sus propios gustos. 

    Espacios a fotografiar en un inmueble

    Para convencer a un potencial comprador en realizar una oferta, lo ideal es plasmar en las imágenes cada rincón del inmueble. No obstante, hay lugares que pueden tener mayor influencia en la decisión de  compra. A continuación, reseñamos los espacios que debes presentar:

    Cocina

    Es uno de los lugares de mayor importancia de una vivienda, pues es un punto de encuentro para el núcleo familiar. Por este motivo, la intención con esta fotografía debe ser transmitir un espacio cálido, ideal para compartir. En este caso, se recomienda eliminar todo lo que no cumpla un fin estético o funcional. Pues, esto ayuda a dar la impresión de que es más espaciosa. A su vez, puedes decorar con frutas frescas o platos sobre la mesa, lo cual aportará mayor vitalidad a la imagen. ¡Que parezca una vivienda lista para habitar! 

    Habitaciones

    Luego de la cocina, este es otro de los espacios de mayor interés para los potenciales clientes. Con esta fotografía debes transmitir una sensación confortable ideal para el descanso. Para ello, es indispensable que la decoración sea armoniosa. De hecho, si las habitaciones cuentan con hermosas vistas, este será un valor agregado que no puedes dejar pasar. 

    Sanitarios

    Este espacio despierta gran curiosidad en los posibles compradores, por lo tanto, si posees una hermosa grifería, cerámica y piezas sanitarias haz que destaquen en tu fotografía. 

    Living

    Este es otro espacio que puede ser fundamental al momento de promocionar un inmueble. Por este motivo, con las fotografías debes hacer sentir al interesado que las dimensiones son las ideales para amueblar y decorar según sus preferencias. 

    Áreas comunes

    Otro elemento que puede enganchar al potencial cliente es el estado de la infraestructura. De esta forma, en caso de ser una casa, estudia los ángulos que permita destacar el estado del jardín, garaje y límites con las viviendas vecinas. En caso de ser un conjunto residencial, destaca los espacios compartidos como lobby, elevadores o escaleras. 

    Ubicación

    Otro elemento de importancia en la compra de un inmueble es su ubicación. Por lo tanto, si estás en un espacio urbanizado con áreas verdes o comercios cercanos, resáltalos en las fotografías que vas a difundir. 

    Beneficios de la fotografía inmobiliaria

    Al tomar la fotografía del inmueble, el principal objetivo es concretar la venta del mismo. Sin embargo, en muchas ocasiones vender una propiedad no es tan fácil y se necesita incentivar otros sentidos para estimular al posible comprador.

    Al respecto, podemos indicar que los beneficios de la fotografía inmobiliaria son los siguientes:

    • Facilita la difusión del espacio a través de medios digitales o impresos. 
    • Una buena fotografía es capaz de despertar el interés de cualquier potencial comprador,  incluso antes de la visita. 
    • Permite retratar el estado de la propiedad.
    • Resalta elementos decisivos al momento de concretar la venta. Por ejemplo, ubicación, distribución de los espacios, decoración, entre otros atributos. 
    • Una fotografía de excelente calidad puede ser favorable para la imagen de la empresa o agente inmobiliario, debido a que es un aspecto que denota profesionalismo. 

     

    powered by Typeform

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir

    Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies + INFO